7 sorpresas random que me llevé en mi primer viaje a Estados Unidos

En 2019 hice mi primer viaje a Estados Unidos, concretamente a la Costa Este, y más concretamente a Nueva York y Boston. Como todo hijo de vecino, me he criado viendo este país en películas y series, pero aún así obviamente me llevé varias sorpresas en Estados Unidos con algunos elementos de la vida cotidiana. Ahora me doy cuenta de que casi todo tuvo que ver con la comida, aunque el papel higiénico también hace una aparición estelar en mi lista.

1. En Estados Unidos, el agua es gratis con las comidas

Viviendo en Bélgica, país en el que en cualquier restaurante te roban 5 o 6 euros (mínimo) por una botella de agua, fue todo un puntazo llegar a Estados Unidos y que en cuanto te sentaras a comer te pusieran un vaso de agua enorme sobre la mesa.

Para más inri, en cuanto estuvieses a punto de terminarte tu agua, un camaerero acudía a rellenártela sin que tuvieras que pedirlo. En el paraíso me hallaba yo en esos momentos.

Sorpresas en Estados Unidos - ¡Agua gratis!
Sorpresas en Estados Unidos – ¡Agua gratis!

2. A veces los precios te la juegan porque los ponen sin IVA

Como turista que solo pasa unos días en EEUU, es muy fácil llevarte alguna sorpresa con este tema. No era raro entrar a una tienda y que los precios de las etiquetas estuvieran sin IVA. Claro, tú si no sabías eso ibas tan feliz a la caja con tu ganga y era entonces cuando te echaban el jarrón de agua fría al añadirte los impuestos al precio final.

En tu primera compra te llevabas el susto, pero luego ya te niegas a que te vuelva a pasar y miras cada esquina de las etiquetas obsesivamente para evitarle otro disgusto a tu cartera.

Sorpresas en Estados Unidos - Precios sin IVA
Sorpresas en Estados Unidos – Precios sin IVA

3. Azúcar y sal everywhere

Todo me sabía más rico allí. Hasta las cosas más sencillas, como la leche. Iba al Starbucks y el latte me sabía mejor que de costumbre. Me pedía una hamburguesa y las patatas fritas tenían un qué se yo que hacían que quisiera zamparme tres platos más a pesar de estar a punto de salir rodando del establecimiento.

Al principio pensé que simplemente eran diferencias en las marcas de EEUU y Europa, o que el tipo de especias utilizadas en los restaurantes eran diferentes, o que tenían otra manera de cocinar o algo por el estilo.

Hasta que me dijeron que absolutamente toda la comida allí llevaba cantidades muchísimo más altas de sal y azúcar en comparación con Europa. Esto mucha gente ya lo sabrá, pero a mí nunca se me pasó por la cabeza que llegara a tales extremos como para que se notase un sabor tan distinto ya al dar el primer sorbo de leche.

Exceso de azúcar y sal en EEUU
Sorpresas en Estados Unidos РAz̼car y sal por todas partes

4. No paran de preguntarte qué tal estás

Fueras donde fueras (tiendas, museos, cafeterías, restaurantes…), la persona que te atendía te preguntaba qué tal estabas.

Yo ahí cortocircuitaba. ¿Había que responder o era una pregunta retórica? ¿Era de mala educación no preguntar de vuelta a ver qué tal estaban ellos? No me esperaba ese nivel de complejidad en la interacción humana al pedir mi café latte hiper-azucarado. Creo que me limitaba a sonreír.

Sorpresas en EEUU - Siempre te preguntan qué tal estás
Sorpresas en Estados Unidos – Siempre te preguntan qué tal estás

5. En Estados Unidos, las calorías de absolutamente todas las cosas están marcadas…

Volvemos al tema que está monopolizándome la entrada, la comida. Y es que dio para mucho el tema. En cada producto que compres hay una etiqueta enorme dejando bien clara la cantidad de calorías, e incluso en los menús de los restaurantes verás marcadas las calorías que hay en cada plato.

Recuerdo un par de traumas que me llevé con esto de las etiquetas. Como he dicho arriba, en EEUU la comida lleva mucho más azúcar y más aditivos en general, lo cual hace que cualquier alimento tenga una cantidad de calorías escandalosa en comparación con las referencias que solemos tener. Por poner un par de ejemplos, llegamos a ver hamburguesas de 1000kcal y yogures con más calorías que un croissant. Así que ojito.

Sorpresas en Estados Unidos - Las calorías de absolutamente todo están indicadas
Sorpresas en Estados Unidos – Las calorías de absolutamente todo están indicadas

6. …pero no están obligados a especificar ingredientes en las etiquetas

Esto parece un sinsentido. ¿Por una parte se molestan en especificar las calorías de TODO para crear conciencia y que la gente esté informada sobre lo que come, pero por otro lado no desglosan los ingredientes que lleva cada producto?

Pues así es, parece ser que los lobbys de la industria alimentaria pusieron una línea roja en eso de incluir la lista de ingredientes y sus cantidades en las etiquetas de sus productos. Esperemos que esto cambie pronto.

Los ingredientes de la comida en EEUU no están especificados
Sorpresas en Estados Unidos – Los ingredientes de la comida no están especificados

7. El papel higiénico y los kleenex son una m***.

No vi ningún papel higiénico de más de dos capas finitas. Y los kleenex más de lo mismo, se desintegraban en la mano. Como ves, un tema super ameno para terminar este post, seguro que te has quedado con las ganas de leer más contenido de este blog 😂.

Me consta que hay gente que vive allí que se lleva auténticos cargamentos de pañuelos y papel higiénico cuando está de vuelta en su país. Supongo que versiones más decentes de estos productos también existen allí, solo que igual son muy caros y por eso la gente practica el contrabando con ellos…

El papel higiénico en Estados Unidos es horrible
Sorpresas en Estados Unidos РEl papel higi̩nico es horrible

Más en el blog sobre viajar a Estados Unidos

🗺 Rascacielos, taxis y musicales: itinerario para 4 días en Nueva York

📌 Grand Central Terminal en Nueva York, el ave fénix de las estaciones de tren

💡 7 curiosidades de Boston, Harvard y el MIT

¿Te ha resultado útil este post? ¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
¡Suscríbete!

Deja una respuesta