Excursión a Monschau, pueblo alemán con encanto navideño

En Monschau es Navidad todo el año. O al menos como si lo fuera, este pueblecillo rodeado de montañas y repleto de callejuelas y casitas es digno de aparecer en una postal navideña. Una visita a Monschau podría organizarse como excursión desde Colonia, Bonn o Aquisgrán (Aachen), o incluso desde Bruselas. ¡No te lo pierdas si haces un viaje por la zona!

Cómo llegar a Monschau

Tal y como ves en el mapa de abajo, Monschau está un poco allá donde Cristo perdió la chancla, por lo que la opción más fácil de llegar es en coche. En lo que al transporte público se refiere, como Monschau no dispone de estación de tren, la alternativa es ir a Eupen (en Bélgica) en tren y después coger un bus.

🚊 Puedes consultar todas las conexiones en transporte público (tanto autobús como tren) en la página oficial de trenes alemana: Deutsche Bahn

Qué ver en Monschau, el pueblo donde siempre es Navidad

En realidad Monschau no cuenta con monumentos concretos e imprescindibles, su encanto se percibe mejor callejeando y disfrutando de los detalles de sus fachadas y su entorno natural. Quizá es porque fui para allá en temporada baja (enero), pero el pueblo me pareció de lo más relajado e ideal para disfrutar de un entorno muy alemán sin codearte con miles de turistas. Un destino muy recomendado.

Detalles de las casas

Pararte ante las fachadas de las casas te dará unas cuantas sorpresas en forma de detalles interesantes y decoraciones curiosas. Yo fui en enero y supongo que algún despistado/perezoso aún se había dejado las decoraciones navideñas puestas, pero estoy segura de que hay pequeñas sorpresas aquí y allá durante todo el año.

Adornos aparte, prácticamente la totalidad de las casas de Monschau están construidas siguiendo el estilo tradicional de toda esa zona de Alemania: suelen ser blancas, con vigas visibles de madera en distintos colores y el tejado bastante inclinado. Monschau es el lugar ideal para familiarizarte con este tipo de arquitectura.

Puerta de una casa en Monschau
No me invitaron a esta fiesta
Adornos navideños en ventana
Decoración navideña rebelde que se niega a irse al garaje
Molino en Monschau
El mundo de Hansel y Gretel

Monschau desde las alturas

Una vez hayas paseado un rato y recorrido varias calles del centro (que no es que tenga muchas, pero las que hay tienen mucho encanto), te recomiendo que subas al mirador de Monschau siguiendo el Langer Pfad (lo cual significa literalmente «camino largo» pero no temas, no lo es tanto, son unos 15 minutos).

¡No tiene precio ver el pueblo desde ahí arriba con los bosques de fondo!

Mirador de Monschau
Las vistas a Monschau desde el mirador

La mejor vista de Monschau

Dejo para el final enseñarte la vista más conocida de Monschau, en concreto esta que ves un poco más abajo. Se trata de las casitas de la orilla del río vistas desde la plaza del mercado (Markt), no tiene pérdida y seguro que uno de tus paseos te lleva por ahí.

Alrededor de Markt tienes además varios restaurantes y cafeterías por si te quieres sentar y practicar la vida contemplativa. Si vas en Navidad, es donde verás montado el mercadillo de Navidad. Como ves, este rincón es todo un must en una visita a Monschau.

Markt en Monschau
Las vistas en cuestión
Casas alemanas en Monschau
¿Podría ser más alemán este sitio?

¿Conocías este pintoresco rincón de Alemania? ¿Vas a incluirlo en la ruta de tu próximo viaje por la región?

¿Te ha resultado útil este post? ¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
¡Suscríbete!

Deja una respuesta