Munich en un día: Jardines, palacios y Biergarten

Acompáñame hoy en un paseo por Munich, capital de Baviera y tercera ciudad más grande de Alemania (las dos primeras son Berlín y Hamburgo, por si te picaba la curiosidad). Empiezo por decir que para ver Munich tranquilamente sería mejor dedicarle dos o tres días, pero en el post de hoy te propongo un recorrido para un día con los imprescindibles de la ciudad.

Munich en un día: Itinerario para la mañana

Karlsplatz

Empezamos nuestro itinerario para Munich en Karlsplatz, una plaza rodeada por 5487896727 carriles para coches y con un arco llamado Karlstor en medio. Dicho arco en su día fue una de las antiguas puertas a la ciudad, parece ser que la muralla de la Munich medieval pasaba por allí.

Desde Karlsplatz sale Neuhauser Strasse, una amplia avenida peatonal repleta de tiendas de todo tipo. El paraíso del shopping. Muchas tiendas son las típicas cadenas de ropa, pero hay otras que no tienen desperdicio, no pases de largo. En el escaparate de una de las tiendas solían tener la jarra de cerveza más grande del mundo y mil curiosidades bávaras.

Frauenkirche

Si caminas por Neuhauser Strasse dejando Karlsplatz a tus espaldas, a mano izquierda hacia el final de la calle empiezan a verse las dos cúpulas verdes de la catedral de Munich, la famosa Frauenkirche. Dicen que fueron las primeras cúpulas de Baviera en construirse con esa forma de cebolla que hoy en día vemos en tantas iglesias. La idea era hacer tejados puntiagudos como en las iglesias de esa época, pero se les acabó el dinero y tuvieron que terminar las torres con cúpulas con forma de cebolla. Curioso que al final esta falta de medios resultara en la creación de todo un símbolo de Alemania.

Frauenkirche en Munich

Marienplatz y su Glockenspiel

Salimos de la catedral y volvemos a la calle de las compras por la que hemos llegado antes, Neuhauser Strasse. Continuamos hasta el final para encontrarnos en Marienplatz, el centro-centro very centro de Munich. Sabrás que has llegado porque es imposible pasar por alto una plaza inmensa con un edificio neogótico super ostentoso con una torre de 85 metros. Lo cierto es que Marienplatz recuerda a la Grand Place de Bruselas.

El edificio neogótico con la torre que menciono arriba se trata del nuevo ayuntamiento de Munich (Neues Rathaus). Puedes cotillear su patio gratis, hay un Biergarten (terraza de cerveceo alemana) muy majo dentro. Además, si has empezado esta ruta por la mañana es posible que coincidas con el espectáculo de las figurillas del reloj (Glockenspiel) que tiene lugar a las 11. Otra cosa a resaltar en Marienplatz es el edificio del ayuntamiento antiguo (Altes Rathaus), el cual alberga el museo de los juguetes.

Para terminar con esta plaza, si quieres comprar dulces típicos bávaros (como las famosas galletas de jengibre con forma de corazón) o tomar un café con vistas incomparables a la plaza no dudes en entrar a la cafetería Rischart.

Ayuntamiento de Munich en Marienplatz

Viktualienmarkt

De Marienplatz saldremos a Viktualienmarkt, mercado típico del lugar donde encontrarás alimentos de todo tipo. Es caro, pero si buscas salchichas alemanas de verdad aquí podrás hacerlo. Aún sin comprar nada, resulta interesante curiosear los productos y ver a bastante gente local haciendo la compra. El mercado también cuenta con numerosos Biergarten para disfrutar de un snack o una cerveza.

Torre de la iglesia St. Peter

Desde Viktualienmarkt verás una iglesia con una torre estrecha y rectangular situada entre el mercado y Marienplatz: St. Peter, conocida por los muniqueses como Alter Peter («el viejo Pedro»). Desde lo alto de su torre podrás disfrutar de las mejores vistas de la ciudad por 3€. Recomiendo al 100% subir a ella. Aunque solo con solo imaginarte las 300 escaleras ya empiezas a morir, no te arrepentirás.

Vistas de Munich desde la torre de la iglesia de St. Peter

Englischer Garten

Baja de la torre y si sigues con vida volvemos a Marienplatz para coger el metro hacia el jardín inglés (Englischer Garten). Toma la línea U3 (dirección Moosach) o U4 (dirección Garching) y bájate dos paradas después, en Universität

Saliendo de la estación de metro, cruza el campus universitario y adéntrate en el Englischer Garten, tal y como nos indica el mapa al final del post. Es uno de mis sitios favoritos en Munich, es increíble que haya un parque tan enorme en pleno centro de la ciudad. Dando una vuelta por los jardines (atención a las señales, es MUY fácil perderse) llegamos a la Torre China (Chinesischer Turm), donde hay un self-service para comer.

Englischer Garten en Munich

Munich en un día: Itinerario para la tarde

Ola de los surfistas

En el extremo sur del parque Englischer Garten encontrarás la famosa ola de los surfistas. Es una ola artificial y permanente en el riachuelo que pasa por el parque y que aquellos que saben y pueden utilizan para surfear. Sea verano o invierno, los surfistas siempre están ahí. No sé cómo se concentran con tanta gente mirándoles, tiene que sacar de quicio pero supongo que están acostumbrados.

Hofgarten

Vuelve hacia el centro de la ciudad hasta el Hofgarten, un jardín que antiguamente pertenecía a la residencia real (Residenz) pero que hoy en día está abierto al público. Este parque destaca por su estructura octogonal en medio y es ideal para sentarse en algún banco a leer o a reponer fuerzas.

Hofgarten en Munich

Odeonsplatz

Desde el jardín verás sin duda alguna una gran iglesia amarilla, la iglesia de los Teatinos (Theatinerkirche), que es amarilla por fuera y blanca blanquísima por dentro. Dirígete hacia ella y saldrás a una gran plaza llamada Odeonsplatz.

Esta plaza probablemente sea la más conocida de Munich por detrás de Marienplatz. Está prácticamente rodeada por monumentos, entre los cuales están la Theatinerkirche que acabo de mentionar, la antigual residencia de los reyes bávaros (Residenz) y una estructura llamada Feldherrnhalle.

El Feldherrnhalle de Munich es una copia de la Loggia dei Lanzi en Florencia, y puede que te suene de algún documental porque es donde Hitler dio varios de sus discursos. Justo detrás de Feldherrnhalle hay un callejón con una historia curiosa llamado «el callejón de los tramposos» (Viscardigasse). En tiempos nazis, era obligatorio hacer el saludo nazi al pasar por delante de la guardia militar que vigilaba Feldherrnhalle. Hubo gente que se resistió a esto y si tenían que pasar por allí, optaban por desviarse e ir por la callejuela que queda justo detrás de la Feldherrnhalle en vez de pasar por la plaza y hacer el saludo (de ahí lo de «tramposos»). A muchos de ellos tristemente los pillaron y los enviaron a Dachau. Hoy en día han quedado conmemorados por un caminito dorado de adoquines en esta calle.

Residenz y bayrische Staatsoper

Aunque los jardines de la Residenz sean de libre acceso, el edificio de la residencia real en sí es un museo por el que hay que pagar. Dicen que es muy recomendable (aún no he ido, lo tengo pendiente), pero la visita es larga y si solo tienes un día en Munich tal vez sea mejor emplear el tiempo en otras cosas. Si te interesa, toda la info aquí.

Sigue la fachada de la Residenz por la calle que verás entre Feldherrnhalle y la residencia hasta llegar a la ópera nacional bávara (bayerische Staatsoper). Sé que en verano hacen conciertos al aire libre y que ponen pantallas fuera para seguir la función que están representando dentro.

Ópera estatal bávara en Munich

Schloss Nymphenburg

Ahora deberían ser más o menos las cuatro o las cinco de la tarde, depende del ritmo al que hayas caminado y lo que te hayas parado a ver las cosas. Si es verano y aún no ha anochecido (porque sí, en invierno en Alemania a las cuatro empieza a anochecer) puede que tengas tiempo y ganas de ir al palacio Nymphenburg, lugar de nacimiento de Ludwig II.

Para ello deberás ir a Hauptbahnhof y coger el tranvía 17 hasta Nymphenburg (aquí la página web del transporte público en Munich para ver horarios y recorridos). El palacio y sus jardines son una preciosidad, pero está a unos 20 minutos en tranvía del centro y quizá te apetezca más dar otra vuelta por el la zona de Marienplatz y verla mejor.

Castillo de Nymphenburg

Hofbräuhaus

Y para terminar el día de manera redonda, qué más típico de Munich que ir a cenar a la Hofbräuhaus, la cervecería más famosa del mundo (puede) y sin duda la más famosa de Munich. Suele estar abarrotada de turistas pero a mí me parece curioso ir cuando estás de viaje por la ciudad, hay música bávara en directo y la comida está bien de precio. Menú y reservas en su página web.

¿Qué ver en Munich en un día? La ruta sobre el mapa

Rojo: itinerario de la mañana.

Marrón: itinerario de la tarde.

Excursiones de un día desde Munich

🏰 Una copia de Versalles en Alemania: Excursión al lago Chiemsee 🏰

💐 Excursión a Augsburgo, un paraíso barroco 💐

💸 Storytime: Lo que pasa cuando sobrepasas el límite de ser rata en un tren 💸

¿Te ha resultado útil este post? ¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
¡Suscríbete!

Deja una respuesta