5 consejos para organizar el itinerario de tu viaje por Europa

¿Cómo organizar una ruta por Europa para aprovechar bien el tiempo y disfrutar al máximo de tu viaje? No siempre es fácil elegir cuánto tiempo dedicar a cada ciudad o qué medios de transporte utilizar si no conoces el destino. Aquí cinco consejos rápidos que espero que te faciliten la vida a la hora de planificar tu aventura por el Viejo Continente.

💡 Estos consejos te serán útiles tanto si planeas un viaje a lo grande por varios países europeos como si prefieres concentrarte en un solo país. ¡Allá vamos!

Cómo organizar una ruta por Europa y no morir en el intento

1. Sé realista. En diez días no da tiempo de ver siete países

Esto es básico, y un error que mucha gente comete en su primer viaje por Europa.

Esos itinerarios que incluyen diez capitales y cinco excursiones en quince días no son viables por el tema de los traslados ni recomendables porque solo verías las estaciones de tren y los aeropuertos de cada sitio. No olvides que Europa es pequeña en comparación con otros continentes, pero las distancias entre ciudades existen y a veces las conexiones son peores de lo que te podrías imaginar. Dedica tiempo suficiente a cada destino, y a hora de planear tu ruta, ten siempre en cuenta el tiempo que vas a «perder» desplazándote por el mapa.

Organizar un viaje por Europa - Consejos para planear tu ruta
Cómo organizar una ruta por Europa | No intentes abarcarlo todo en pocos días

2. Explora todas las opciones de transporte para optimizar tu ruta por Europa

Europa no es una región con redes homogeneas de carreteras, vías de tren y rutas aereas. En Alemania, por ejemplo, sus ciudades están muy bien conectadas entre ellas en tren, mientras que en Francia para prácticamente cualquier trayecto tendrás que pasar por París, y en Croacia las conexiones de tren son limitadas y es mejor alquilar un coche o ir en autobús.

Consulta en las páginas de transporte público el tema de las frecuencias y los precios, aquí te dejo ejemplos de páginas de trenes y buses para evaluar las opciones para desplazarte entre los lugares que quieras visitar. Si todas las posibilidades de transporte público son caras o incómodas, explora también los shuttle bus semi-privados, por lo que he visto son bastante baratos y comunes en Centroeuropa y Europa del Este y más de una vez me han salvado la vida ahorrándome un trayecto de ocho horas en tren para hacer 300km.

Las mejores rutas por Europa
Cómo organizar una ruta por Europa | Investiga todas las opciones de transporte

3. El encanto de las ciudades medianas

Las capitales europeas molan, y mucho. Pero las ciudades medianas tampoco tienen desperdicio. Francia, por ejemplo, es un país con un montón de ciudades de tamaño mediano que merece la pena descubrir, pero la mayoría del turismo se centra en París (o como mucho las zonas de playa). Echa un vistazo a ciudades como Nantes, Estrasburgo, Montpellier, Avignon, Lille o Burdeos durante tu viaje, seguro que no te arrepientes de incluirlas en tu ruta. Lo mismo aplica para los demás países, infórmate bien sobre lo que hay en cada uno porque seguramente te llevarás sorpresas.

💐 Qué ver y hacer en Augsburgo, paraíso barroco

👀 Cómo obtener las mejores vistas de Salzburgo

📌 12 cosas que ver y hacer en Cefalù

4. No te olvides de las excursiones de un día en tu ruta por Europa

Muchas veces nos limitamos a las capitales y ciudades cuyos nombres conocemos, olvidándonos así de conocer interesantes rincones a pocos kilómetros de las mismas. Por citar algunos ejemplos: Potsdam desde Berlin, Neuschwanstein o Nürnberg desde Munich, Hallstatt desde Viena, Bled desde Ljubljana, Auschwitz desde Cracovia, Siena o Pisa desde Florencia, Waterland desde Amsterdam, Brujas o Gante desde Bruselas, Cesky Krumlov desde Praga, Sintra desde Lisboa y un largo etcétera.

Para contratar estas excursiones de un día, puedes elegir si vas por libre o en tours organizados con empresas como Civitatis.

😱 Cesky Krumlov, donde el rafting diurno es demasiado mainstream

Cómo organizar el mejor itinerario para un viaje por Europa
Quinta da Regaleira en Sintra, Portugal

5. Considera las diferencias de precios

Supongo que ya sabes que el coste de vida varía mucho de un país europeo a otro. A veces estas diferencias son obvias (nadie asignaría el mismo presupuesto a un viaje a Noruega que a uno a Rumanía), pero otras no tanto. ¿Sabías, por ejemplo, que Alemania es considerablemente más barata que Bélgica? ¿O que los supermercados en las islas croatas son mucho más caros que en la capital del país (Zagreb, que está en el continente)?

Infórmate bien de cuál es el coste de vida para un turista allá donde tengas pensado viajar, especialmente si vas con el presupuesto justo, y haz noche en los lugares que mejor se ajusten a tus posibilidades en cada momento. Por ponerte un ejemplo, los hoteles y los restaurantes son exageradamente más baratos en Alemania que en Suiza, así que puedes dormir en Alemania y hacer un par de excursiones de un día a Suiza.

¿Has organizado muchos viajes de este tipo? ¿Qué otro consejo darías a un viajero que quiera planificar un viaje por Europa?

¿Te ha resultado útil este post? ¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
¡Suscríbete!

Deja una respuesta