25 cosas que ver y hacer en Atenas

Es de esperar que una ciudad con más de tres mil años de historia como Atenas va a ofrecer cantidad de lugares de interés para todo tipo de viajero. Por desgracia, la mayoría de nosotros tendremos un tiempo limitado para visitarla, por lo que hoy hago una selección sobre lo que pienso que es lo más esencial para llevarse una buena idea de la capital griega.

La lista que voy a presentar puede tomarse como itinerario porque he intentado ordenar los sitios de una manera que tenga sentido sobre el mapa. Sin embargo, tómate la libertad de alterar el orden según te convenga a ti. También verás que a nosotros (en dos días y medio) no nos dio tiempo de ver absolutamente todo lo de la lista, así que cuenta con unos tres o cuatro días si pretendes visitar cada elemento que he elegido (dependiendo de si eres un viajero eficiente o un lento desquiciante como nosotros). Ahora sí, vamos allá.

Qué ver en Atenas

1. Acrópolis. Aunque intentes evitarlo con todas tus fuerzas, vas a ver la Acrópolis en Atenas, ya sea subiendo a la colina en sí o desde abajo. Como es la atracción turística que todo el mundo quiere visitar, empiezo la lista por aquí antes de presentar lugares algo menos conocidos.

Cariátides en la Acropolis de Atenas

2. Museo de la Acrópolis. Nosotros visitamos la Acrópolis primero y luego bajamos a visitar el museo, pero supongo que si lo haces al revés tiene su gracia también. El museo nos muestra la historia de la Acrópolis además de muchas curiosidades sobre su reconstrucción. También alberga muchos fragmentos originales de los frisos del Partenón y tres de las cuatro Cariátides originales. Web del museo aquí.

3. Odeón de Herodes Ático. Esta imponente construcción data del año 161 d.C. y su fin fue el de albergar espectáculos musicales. Si el odeón te deja boquiabierto hoy en día, imagínate cómo tuvo que ser en su época con todas las paredes intactas y el techo de madera aún en su lugar.

4. Anafiotika. Ay, Anafiotika, el barrio cuya existencia no conocíamos y nos transportó por un momento a las islas griegas en pleno invierno. Tal y como ves en la foto, con esas casas y esas calles te extraña no ver el mar cuando giras la cabeza.

Barrio Anafiotika en Atenas

5. Ágora antigua de Atenas. Si viajásemos atrás en el tiempo a la Grecia antigua, presenciaríamos todo tipo de actividades en el ágora antigua: elecciones, debates políticos, comercio y todo tipo de eventos, desde religiosos hasta atléticos. Por desgracia, muy poco del ágora se conserva en la actualidad. Un ejemplo es la Stoa de Átalo, lo que un día fue un centro comercial y que alberga hoy el Museo del Ágora Antigua.

6. Templo de Hefesto. Construido entre 460 y 415 a.C., este templo es de lo poco que queda en pie del ágora antigua y está considerado como uno de los templos mejor conservados de aquella lejana época.

7. Flea market. Bueno, bonito, barato. Las palabras favoritas de cualquier viajero, pobre o no. En el flea market de Atenas darás con todo aquello que buscas y con todo aquello que no, desde souvenirs hasta ropa, pasando por comida y aparatos electrónicos. Está abierto prácticamente a todas horas, pásate un rato a callejear y curiosear.

8. Monastiraki. Dicen que todos los caminos llevan a Roma. Menos si estás en Atenas, porque en ese caso siempre vas a acabar lejos de Roma, concretamente en Monastiraki. Esta plaza es lo que viene siendo el centro-centro de la zona turística, rodeada por la calle comercial Ermou, la Acrópolis, el flea market y el típico barrio de Plaka.

Plaza Monastiraki, centro neurálgico de Atenas

9. Biblioteca de Adriano. De unas dimensiones de 122×80 metros y rodeada de una galería con inmensas columnas, esta biblioteca tuvo que ser digna de admiración en su día. No solo servía para guardar la enorme colección de libros del emperador Adriano, sino que también cumplía las funciones de sala de lectura para los atenienses.

10. Ágora romana. Estamos ante lo que un día fue la plaza del mercado de Atenas. El ágora romana fue construido en el siglo I a.C. y al igual que pasó con el ágora antigua, solo unos pocos fragmentos han durado hasta nuestros días. Aquí es famosa la Torre de los Vientos, a la cual se le dieron todos los usos posibles: reloj hidráulico, reloj solar, calendario y, posteriormente en el siglo VI, capilla.

11. Iglesia Panagia Kapnikarea. Se estima que su construcción tuvo lugar alrededor del año 1050, haciendo de ésta una de las iglesias más antiguas de Atenas. Es fácil que se te pase por alto, dado que está situada en plena calle Ermou, calle comercial por excelencia del centro de Atenas. Sin embargo, haz una pausa entre el Zara y el Stradivarius de turno y entra a admirar los frescos de la capilla (si aún no te he convencido, añadiré que es gratis).

12. Catedral. En la mayoría de capitales europeas, las catedrales acostumbran a ocupar algún puesto en el Top 3 de la lista de lugares por visitar de todo turista. En el caso de Atenas, al lado de la Acrópolis, las ágoras y los demás templos, la catedral de la Anunciación de Santa María pasa desapercibida, lo cual no quiere decir que no merezca hacerle una visita.

Detalle de la catedral de Atenas

13. Calle Ermou. Recorre la calle Ermou, la calle de tiendas oficial, desde Monastiraki hasta la plaza Syntagma. Todo línea recta, no tiene pérdida.

14. Plaza Syntagma y el Parlamento. Seguro que has visto esta plaza en las noticias en algún momento, así que la reconocerás cuando hayas llegado. Los domingos a las 10.45 no te pierdas el “Cambio de Guardia Solemne” (nosotros nos lo perdimos) junto a la Tumba del Soldado Desconocido. Si no, cada día a las horas en punto puedes presenciar el cambio de guardia “normal” tambien. También nos perdimos esto, shame on us.

15. Jardín nacional. Este enorme parque de 24 hectáreas se forma por los jardines del palacio real (abiertos al público desde 1920) y los jardines del Zappeion, una especie de palacio donde se celebran diferentes actos oficiales.

16. Arco de Adriano. Este curioso y bien conservado arco mezcla estilos arquitectónicos griegos y romanos y está ubicado entre el Templo de Zeus y la Acrópolis. Fue un homenaje del pueblo griego al emperador romano Adriano por todas las mejoras a la infraestructura y construcciones de edificios públicos que ordenó construir bajo su mandato.

Acrópolis desde el Arco de Adriano

17. Templo de Zeus. Su construcción se prolongó desde el siglo VI. a.C. hasta el II d.C., debe de ser todo un récord. Las obras fueron finalizadas por el emperador Adriano, considerado “amigo de Grecia” por su fascinación por todo lo griego. Este templo fue tres veces más grande que el Partenón, aunque a día de hoy solamente 15 columnas siguen de pie.

18. Plaka. Plaka tiene algo para todos los gustos. Tropecientos de restaurantes griegos para los hambrientos, otras tantas tiendas de souvenirs para aquellos que buscan regalos para llevar a casa y millones de rincones tranquilos y típicamente griegos para los curiosos.

19. Estadio Panathinaikó. La versión del estadio que vemos hoy en día tiene capacidad para 70.000 personas y es la reconstrucción que hicieron con motivo de la celebración de los primeros Juegos Olímpicos modernos de 1896. El primer estadio lo edificaron los griegos en 338 a.C., el cual los romanos transformaron en el siglo II d.C. Recomiendo al 100% entrar, la entrada incluye audioguía.

Estadio Panathinaikó al anochecer

20. Plaza Omonia. En esta plaza se cruzan varias de las avenidas más importantes de la ciudad moderna de Atenas, por lo que esta “Plaza de la Concordia” (Omonia) se caracteriza por su denso tráfico y su ininterrumpida vida social y comercial.

21. Exarchia. Casas de okupas, coches calcinados y pintadas de carácter político. Poco mencionado por la mayoría de las guías de viaje, el barrio anarquista de Atenas es un “must” si te interesa la historia reciente del país y quieres visitar “la otra cara” de la ciudad. Echa un vistazo a Wikipedia para saber más.

22. Museo arqueológico. La colección de este museo es tal que nos llevó toda la mañana verlo, y eso que tratamos de no parar en cada objeto expuesto. Cubre todas las épocas de la historia de Grecia y cuenta con piezas muy bien conservadas, además de ser gratis para estudiantes. He aquí la página web.

Museo arqueológico de Atenas

23. Kolonaki. Lo que viene siendo el barrio pijo de Atenas (me hace gracia que se encuentre justo al lado de Exarchia). Repleto de tiendas y restaurantes de lujo y embajadas de distintos países, puede ser curioso pasearse por ahí y verlo aunque no puedas permitirte ni ir al baño.

24. Museo Benaki. Encontrarás esta colección privada entre el barrio Kolonaki y la plaza Syntagma. En su interior, 40.000 obras de arte griego desde alrededor del año 3000 a.C hasta nuestros días te estarán esperando. Una pena que nosotros nos quedáramos con las ganas de visitarlo, los dos días y medio no nos dieron para todo. Para más información, visita su página web.

25. Miradores de los montes Filopapos y Licabeto. Por último, ¿te apetece ver Atenas desde las alturas? Aunque para esto tampoco nos diese tiempo, nos hablaron genial de los miradores de los montes Filopapos (147m) y Licabeto (278m), especialmente para presenciar la puesta de sol.

Vista de Atenas desde el mirador de la Acrópolis

Todas las recomendaciones en el mapa

¿Te ha resultado útil este post? ¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
¡Suscríbete!

Deja una respuesta