25 cosas que ver y hacer en Córdoba

Conocida por su Mezquita-Catedral, su Puente Romano y sus patios, Córdoba es todo un tesoro que descubrir. Hoy traigo una lista puntos de interés, fun facts y actividades para que disfrutes a tope de tu viaje a esta joya a orillas del Guadalquivir.

Imprescindibles en tu viaje a Córdoba

1. Piérdete entre las columnas de la Mezquita-Catedral

Todo el mundo me había dicho ya que la Mezquita-Catedral de Córdoba era impresionante y que me iba a encantar. Yo no lo ponía en duda, pero cuál que mi sorpresa cuando entré por la puerta y me pareció aún más espectacular de lo que podría haber imaginado. Cientos de arcos y columnas se extienden hasta el infinito, pero entre la columnata te esperan algunas sorpresas. Verás decenas de capillas, salas adjuntas y, ahí escondida como quien no quiere la cosa, una catedral barroca entera. Lo más increíble del sitio me pareció la manera en la que está hecha la mezcla de estilos arquitectónicos, está todo junto pero no revuelto, las adiciones a la mezquita original están integradas con respeto y no en plan pegote.

Arcos de la Mezquita-Catedral en Córdoba

2. Pídete una ración de las famosas tortillas gigantes

El Bar Santos en pleno centro de Córdoba hace unas tortillas que son como mínimo el triple de gruesas que una tortilla normal. Lo que hace mucha gente es cogerse una ración y llevársela fuera para disfrutar de ella con vistas a la Mezquita-Catedral.

3. Cruza el Puente Romano

¿Te puedes creer que este puente fue el único que tuvo Córdoba durante casi 2000 años? Desde que se construyó en el siglo I. d.C hasta mediados del siglo XX, ningún otro puente cruzó el Guadalquivir por esta zona. Resulta increíble que el puente haya aguantado tantos años en pie (obviamente, con reconstrucciones varias de por medio), incluso aguantando el peso del tráfico motorizado durante décadas hasta que se hizo peatonal en 2004. Obra maestra de la ingeniería donde las haya. Además, otro fun fact: te sonará por haber aparecido en un capítulo de Juego de Tronos como el puente de Volantis.

4. Sube a la Puerta del Puente en un extremo del Puente Romano

Obtén vistas del Puente Romano y de la ciudad subiendo a esta puerta cuya historia se remonta al siglo XVI. Las murallas de la zona se derribaron en 1912, pero unos años más tarde, en el 1928, la Puerta del Puente se reconstruyó para conmemorar la antigua puerta.

5. Visita la recientemente restaurada Torre de la Calahorra

Si cabe, las vistas de Córdoba desde la Torre de la Calahorra son aún más bonitas, ya que verás el Puente Romano en primer plano y el centro histórico al fondo. Además del mirador, la Torre de la Calahorra alberga el Museo Vivo de al-Andalus (horarios y tarifas aquí), símbolo de la multiculturalidad que ha caracterizado a esta ciudad. No es casualidad que ubicasen el museo aquí, dado que la torre fue construida en tiempos islámicos como entrada a la ciudad de Córdoba y fortaleza de protección para el Puente Romano.

Puente Romano y Torre de Calahorra en Córdoba

6. Pasea a orillas del río Guadalquivir

Toda la zona del Puente Romano cuenta con paseos a ambos lados del río para que disfrutes de las vistas. Mientras que la orilla del centro histórico es más bulliciosa y está repleta de restaurantes y bares, el paseo de la orilla opuesta (la del lado de la Torre de la Calahorra) ofrece más tranquilidad y unas vistas geniales del centro histórico.

7. Encuentra los molinos del Guadalquivir

Con la poca agua que lleva el Guadalquivir en su paso por Córdoba hoy en día, cuesta imaginar que en su día fue un río navegable. El río incluso tenia la suficiente fuerza como para que en épocas medievales construyeran molinos, once de los cuales aún se conservan (aunque en ruinas). Juega a “¿Donde está Wally?” y a ver si consigues dar con todos los molinos. La Wikipedia te cuenta más detalles sobre dónde encontrarlos.

8. Relájate entre flores en el Alcázar de los Reyes Cristianos

Algo debe tener este lugar para que haya sido elegido como sede por los gobernantes de todos los pueblos que han pasado por Córdoba. Encontrarás restos de su época romana, visigoda, árabe y cristiana, sin duda la visita al Alcázar es algo que recomiendo hacer en una visita a Córdoba. Fun fact: ahí donde lo ves con florecillas y mucho verde, este paradisíaco lugar vio episodios muy sombríos en su pasado como sede de la Inquisición y cárcel. Sin embargo, lo cierto es que con la belleza de sus jardines y sus espectaculares vistas a Córdoba desde la fortaleza, se hace imposible pensar que en el complejo alguna vez haya pasado algo malo. Horarios y precios de la visita aquí.

Alcázar de los Reyes Cristianos en Córdoba

9. Saluda a la estatua de Maimonides

Este médico, rabino y teólogo judío considerado como una de las figuras más relevantes del judaísmo de la Edad Media nació en Córdoba. Judíos y musulmanes vivieron más o menos en paz en tiempos de al-Andalus, aunque en tiempos de Maimonides una ola de fanatismo hizo que muchos judíos (incluido nuestro sujeto) abandonaran sus casas ante la obligación de convertirse al islám si querían quedarse. Maimónides murió en El Cairo y está enterrado en Israel.

10. Intenta encontrar trozos de la antigua muralla

Aquí tienes otra oportunidad de jugar a “¿Dónde está Wally?” en Córdoba. En su día, las murallas de Córdoba tuvieron que ser una construcción imponente, a juzgar por los tramos que se conservan en el presente. Hoy, algunos tramos de las antiguas murallas se conservan como monumento, pero también hay tramos que sirvieron de muro para construir viviendas aprovechando las estructuras existentes. Por esto, en la judería encontrarás trozos de muralla escondidos entre las construcciones posteriores.

11. Encuéntrate con Séneca en la Puerta de Almodóvar

La Puerta de Almodóvar es uno de los tramos mejor conservados de la muralla de Córdoba. Era una de las puertas que ya existían en la época musulmana, pero fueron los cristianos quienes dieron en mayor parte su forma actual a la puerta. Junto a ella, hay una estatua del filósofo Séneca, otra importante personalidad cordobesa.

12. Prueba el salmorejo

Las tortillas gigantes están muy bien, pero no puedes irte de Córdoba sin haber probado este manjar de la región. Según lo que pude ver, lo sirven en prácticamente todos los restaurantes y sitios de tapas del centro, así que no tendrás problemas en encontrarlo.

Fuente en el Palacio de Viana

13. Cotillea los patios cordobeses

Si visitas Córdoba en mayo (post-Covid), tendrás la suerte de coincidir con la Fiesta de los Patios cordobeses, Patrimonio de la Humanidad. Con esta ocasión, los patios se decoran hasta arriba de flores, y se hace un concurso del mejor patio de la ciudad. Además, hay espectáculos de música y baile en cada esquina. Pero no te preocupes si viajas a Córdoba en otra época del año, no verás los patios tan peripuestos como durante el festival, pero son bonitos incluso “al natural”, así que vayas cuando vayas a Córdoba, estira el cuello y cotillea sus patios.

14. Estudia las estructuras restantes del Templo Romano

Encontrarás las ruinas de este templo en la plaza del ayuntamiento, lo reconocerás en cuanto veas una decena columnas clásicas random en medio de un espacio rodeado por edificios modernos. Cuando digo columnas, me refiero a columnas completas, con los capiteles y todo. Teniendo en cuenta que el templo se descubrió en los años 50, supongo que tuvieron que reconstruir las columnas a partir de bloques que encontraron desparramados, si no era imposible no verlas con la altura que tienen.

15. Disfruta con las coloridas macetas que adornan las calles

Las más famosas son las macetas azules contra las paredes blancas, pero si paseas por la judería verás macetas de todos los tamaños y colores (rojas, amarillas, verdes, rosas, etc.). Dan un toque único y acogedor a las calles del centro histórico, parece que todo forma parte de un patio gigante.

16. Haz cola para una foto en la Calleja de las Flores

¡Atención, Instagrammers del mundo! Me han dicho que según el código de las redes sociales, es herejía no hacerte un selfie en la famosa Calleja de las Flores en Córdoba. Si no sabes de qué calle hablo, seguro que te suena la foto de abajo:

Calleja de las flores

17. Tómate algo en Plaza Agrupación de Cofradías

Se trata más de una zona ancha de la calle que de una plaza en sí, pero la zona está llena de terrazas donde comer y beber algo. No olvidemos, además, que la “plaza” la rodean las típicas casas blancas con detalles amarillos de la judería, así que contarás cos vistas preciosas mientras disfrutas de tu caña o tus tapas.

18. Echa un vistazo al Museo Arqueológico y la plaza Jerónimo Páez

Personalmente no visité el museo arqueológico, pero la plaza donde se encuentra, la plaza Jerónimo Páez, me llamó la atención porque da la sensación de estar en la plaza de un pueblo pequeño, con su mezcla de estilos arquitectónicos y sus terrazas donde sentarse a tomar algo. Pasamos por allí hacia el final de la tarde y se respiraba un ambiente de lo más tranquilo. Sin duda, recomiendo incluirlo en tu paseo por Córdoba, visites el Museo Arqueológico o no.

19. Empápate de historia en la Plaza de la Corredera

Aquí la cosa va de plazas. La Plaza de la Corredera es la única plaza de estilo castellano en Andalucía y una de las visitas más populares de Córdoba. Seguramente te recuerde a la Plaza Mayor de Madrid por el estilo de sus fachadas y su forma cuadrangular. El el pasado esta plaza albergaba tanto las corridas de toros como los juicios de la inquisición y mercados. Hoy en día no se aleja mucho de otras grandes plazas: está a rebosar de terrazas.

Plaza de la Corredera en Córdoba

20. Date un capricho en el restaurante El Churrasco

Tradicional restaurante ubicado en una casa mudéjar con su propio patio, este restaurante es uno de los más emblemáticos de Córdoba. Tiene varias salas decoradas cada una a su manera y todo tipo de opciones para vegetarianos, veganos o celíacos. Pueder cotillear el menú o hacer una reserva aquí.

21. Sigue los pasos de Cervantes

La familia paterna de Miguel de Cervantes era de Córdoba, y puede que es escritor pasara parte de su infancia en esta ciudad. Hay teorías que están de acuerdo y teorías que no. En todo caso, puedes seguir sus pasos (reales o no) paseándote por puntos del centro de Córdoba, como por ejemplo la plaza de la Magdalena (donde pudo haber aprendido a leer la escuela) y la Posada del Potro, la cual aparece mencionada varias veces en “Don Quijote de la Mancha”.

22. Trasládate al Siglo de Oro en la Plaza del Potro

En esta plaza, una de las más conocidas de Córdoba, se encuentra la Posada del Potro mencionado en el punto anterior. En el Siglo de Oro era conocida por las idas y venidas de los pícaros de la ciudad, así como por los mercados de artesanía y ganado. Puede que a eso último se deba la fuente con el potro que ves abajo.

Plaza del Potro en Córdoba

23. Haz que te pique el gusanillo de comprarte un palacio en el Palacio de Viana

Este complejo de palacios con sus correspondientes patios es una de las visitas más populares de Córdoba. Y una vez dentro entiendes por qué. Si tienes suerte de hacer la visita en temporada baja y sin cruzarte con mucha gente, es un paseo de lo más relajante. Puedes sentarte a contemplar las fuentes, observar las flores, disfrutar de cómo la luz entra en el recinto, etc. Toda una experiencia. Para más información sobre los horarios y precios de entrada al Palacio de Viana, puedes ver su página oficial.

24. Sé parte de la Córdoba moderna en la Plaza de las Tendillas

Esta es la última plaza que voy a mencionar, y es una que forma parte de la ciudad moderna, a pesar de situarse a pocos minutos andando de la judería. El diseño actual de la plaza es de los años 20, lo cual se ve bastante bien en el estilo de algunos edificios. La Plaza de las Tendillas es el punto de inicio para el Free Tour que hicimos, así como un popular punto de encuentro para la gente local.

25. Callejea por la judería

Más allá de los puntos de interés concretos que he ido mencionando, una de las mejores cosas que hacer en Córdoba es curiosear sus esquinas y perderte por sus calles. Seguro que te encuentras con un patio precioso, una fachada inesperada o una escena cotidiana que se quedarán en tu memoria.

Calles de la judería en Córdoba

Los puntos de interés en el mapa

20 detalles fotográficos de Córdoba

¿Qué es lo que más te gusta de Córdoba? ¿Qué rincón que nadie conoce recomendarías a otros viajeros? ¿Vives en Córdoba y tienes insider tips que compartir?

¿Te ha resultado útil este post? ¡Compártelo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
¡Suscríbete!

Deja una respuesta