Holi,

Leire al teclado

¿Sabes el típico momento en el que llegas a una actividad en grupo nueva y el organizador pide que te presentes y que menciones un dato interesante sobre ti? Pues esta página es el equivalente virtual de esa situación.

¿Qué querrá saber la persona que llegue aquí sobre Leire? Mi DNI dice que nací en el año 1993 en el País Vasco, pero si miras la dirección que doy al señor Amazon verás que resido en Bruselas. Claro que si preguntas a mi familia, te dirán que vivo en las nubes. Según mi CV, soy economista y vivo en el extranjero desde 2013. Y según el Sombrero Seleccionador, pertenezco a Ravenclaw.

Supongo que eso da una idea general del percal… sigo abajo con una perspeciva más viajera 🛸🌍.

¡Bienvenid@s a los mundos de Leire!

Índice

Los viajes de la Leire

¿Cuándo y cómo viaja Leire? Pues cuando y como puede. 

De pequeña con mis padres y con el colegio ya me hice algunos viajes, y como a los 18, cuando tuve ya edad para irme por mi cuenta a sitios me desaté y empecé a revolotear por el mundo como si no hubiera un mañana (siempre que el tiempo y el dinero lo permitían, claro está). Casi una década después, mis circunstancias y preferencias se han ido adaptando, pero la curiosidad y las ganas locas de dejarme sorprender por sitios nuevos siguen intactas.

Como todo hijo de vecino, fue en mi época de estudiante cuando me hice los viajes más espontáneos y mendigos. De esa época encontrarás varias entradas en el blog (o se publicarán en breves) de cómo me multaron, cómo dormí en la calle en incontables ocasiones, cómo “planée” viajes con 24h de antelación o cómo comí patatas cocidas de un tupper revenido a las 2 de la mañana en Munich. En esta época yo era un poco de “tachar cosas de la lista”, y no me importaba cruzar tres países en cuatro días.

Mi espalda de señora mayor ya no está para pasar dos noches seguidas en una estación de tren y ahora viajo en condiciones de persona humana. Otra cosa que ha cambiado con los años es que cada vez viajo menos de forma express, aunque tenga poco tiempo en un sitio prefiero ver dos cosas bien que cinco mal. Suelo empaparme de anécdotas y curiosidades históricas de los lugares que visito, ya que de alguna manera me ayudan a recordarlo todo mejor con el tiempo.  

¿Cómo está enfocado este blog?

Antes de nada, si has llegado aquí supongo que ya habrás visto que esto no es la Lonely Planet. Es decir, no voy a darte información ultradetallada sobre todo lo que ver en un sitio, ni voy a recomendarte 10 hoteles donde alojarte. Empezamos bien este apartado, ya habré perdido algún que otro lector.

Lo que encontrarás en Los mundos de Leire está más relacionado con mis impresiones y experiencias personales en esos sitios. Cuento curiosidades y anécdotas sobre rincones o ciudades. Desvarío sobre historias que he vivido y actividades que he probado. Muestro mil y un rincones a través de las mil y una fotos que hago. Comparto consejos prácticos para hacerte la vida más fácil. Y a veces incluso escribo guías de viaje, fíjate tú. Trato poner algo de humor en mis posts, y en ocasiones se me escapa algo de frikismo.

Si aún no has huido, ¡suscríbete!

Y por último, un poco sobre mi vida

No voy a ser de esa gente que escriba su propia autobiografía a los veintitantos. Sin embargo, mis andanzas en la vida dan algo de contexto al contenido que publico en el blog, así que ahí va.

Me crié en el País Vasco y fui una niña un poco intensa pero feliz. Y sobre todo curiosa, muy curiosa. Supongo que eso fue lo que me impulsó a lanzarme en mis aventuras por el mundo, primero con viajes y después mudándome al extranjero. Y es que en verano del 2013, con veinte años y menos idea del mundo de la que pensaba que tenía, me fui tres meses al sur de Alemania como au pair a cuidar de tres maravillosos monstruitos con quienes aún guardo contacto.

Como me encantan los idiomas, aproveché el tiempo como au pair al máximo mi alemán nivel “Básico de escuela de idiomas” que tenía para mudarme al centro de Alemania como Erasmus. Lo que iba a ser un año académico en Alemania se convirtió en tres años y medio, durante los cuales acabé la carrera y cursé un máster. 

Desde marzo de 2017 vivo y trabajo en Bruselas, rodeada de surrealismo, europeísmo y patatas fritas. 

Todo este “viaje” me ha traido grandes aprendizajes y he evolucionado (creo) desde el 2013, pero sigo manteniendo esas ganas de explorar los rincones del mundo (cuando no nos acechan pandemias, ehem).

 

¡Nos vemos por aquí! ➡